Columnas El encanto de las fragancias gourmand: Indulgencias deliciosas

El encanto de las fragancias gourmand: Indulgencias deliciosas

07/28/15 02:29:03 (2 comentarios)

de: Por: Elena Vosnaki

 

Si hay una categoría de fragancias que puede calmar nuestros peores miedos durante la recesión, serían los gourmands, una categoría dulce de perfumes con "notas" comestibles, que serían el equivalente mental a una regresión hacia el capullo protector de nuestros recuerdos de la infancia, llenos de indulgencias y placeres sin preocupaciones. Suaves delicias turcas, brillantes paletas de caramelo con espirales, manzanas rojas, brillantes y acarameladas en la feria, la deliciosa cremosidad del exquisito ganache, los caramelos agridulces de regaliz inundados con matices anísados y la tentación de las delicias de chocolate rellenas de fino coñac...¿Quién puede resistirse a tales fragancias?

Aplicarse una fragancia gourmand a menudo provoca respuestas espontáneas como: "¡me dan ganas de comerme mi propio brazo a mordidas!", resaltando el lazo inextricable entre el sentido del olfato y el gusto, lo que llamamos "sabor".

Las fragancias gourmand inspiradas en delicias comestibles como postres, usualmente se basan en variaciones de vainilla junto a otras notas suculentas como frutas y especias y han deleitado al mercado durante los últimos 12 años mostrándonos ninguna intención de desvanecerse en el olvido.

Si le hubiéramos mencionado este tipo de aromas a los perfumistas de hace 30 o 40 años se hubieran reído de nosotros. Y sin embargo la novedad de las fragancias gourmand llegó para quedarse, acentuando "notas" inusuales como el chocolate, el café, los pastelitos, el whisky, las almendras azucaradas y el mazapán, ¡incluso el algodón de azúcar!

Perfumes como el pionero Angel de Thierry Mugler, Pink Sugar de Aquolina, Vanille Extreme y Matin Calin de Comptoir Sud Pacifique, Butterfly de Hanae Mori, Wish de Chopard, Euphoria de Calvin Klein, Boss Purple y un sinnúmero de fragancias continúan teniendo fanáticos dedicados que se sumergen en ellos con todo el gusto de un niño pequeño con antojo de dulces que mete su cabeza en una caja de dulces.

La vieja frase que dice que "las chicas están hechas de azúcar y especias y de todas las cosas lindas" parece ser cierta en términos de popularidad, pero los hombres no son inmunes a las artimañas de un buen gourmand, especialmente si está diseñado para ellos en específico. Las fragancias masculinas que forman parte del territorio gourmand, que se encuentran al límite de las facetas achocolatadas del pachulí (como el perfume A*men), una versión de una vainilla atalcada y espolvoreada de tabaco (Rochas Man) o regaliz ( como en Lolita Au Masculin) nos confirman que tan influyentes han sido las fragancias gourmand en la industria de la perfumería.

Desde tiempos inmemoriales el perfume ha tenido muchos usos: profilácticos, motivacionales, confirma estatus, crea distancia y autoridad, pero por sobre todas las cosas siempre ha sido un arma de seducción. Uno se pregunta como algo que se asocia con la vida diaria (todo el mundo come) puede convertirse en algo encantador, pero se está implícito que la parte comestible se modifica de tal manera que nos sugiere los placeres terrenales estimulando el paladar, pero que se consumen más abajo en nuestra anatomía. "Al hombre se le conquista por el estómago", dice el viejo refrán y al parecer esta noción tiene alguna relevancia acerca de como las fragancias que son reminiscentes de alimentos se han colocado a sí mismas en nuestra vida romántica.

Pero para empezar, ¿qué es lo que las ha hecho tan populares?
 

Mi teoría personal es que todo empezó con la "rumor" de la psicología-pop de que a los hombres les atrae la vainilla (y por lo tanto los aromas avainillados son considerados afrodisíacos) porque supuestamente les recuerda a la leche materna, que en realidad es dulce y bastante avainillada (y por lo tanto todos tenemos recuerdos sobre la vainilla, ya sea directamente o a través de productos para bebés artificialmente perfumados con vainillina, convirtiendo a la vainilla en algo que satisface a la mayoría). Uno podría argumentar si esto se refleja en hombres que posean tales asociaciones edípicas, pero yo pienso que si tiene algo de verdad, aunque no toda. Se trató más de que el mercado estaba en su punto cuando el Dr. Alan Hirsch, de la Fundación Smell and Taste Treatment and Research Foundation ubicada en Chicago, publicó los resultados de su investigación en sus libros a principios de la década de los 90s.


En 1994, Hirsch estudió los olores y la excitación masculina en 25 estudiantes utilizando aromas florales y perfumes. Como cualquier buen investigador lo sabe, para poder evaluar el desempeño se requiere un grupo de control. Los investigadores eligieron el aroma de roles de canela recién horneados como el elemento de control ya que no esperaban que este aroma provocara una respuesta sexual.
¡Imaginen su sorpresa cuando los "roles de canela resultaron ser el aroma más sexy!"
El siguiente año Hirsch reunió otro panel de investigación: 31 hombres de Chicago de edades de 18 a 64 años y les pidió que olieran 46 aromas y combinaciones de olores, incluyendo perfumes y alimentos. La combinación de la tarta de calabaza y lavanda incrementó la excitación masculina— como se pudo medir a través del flujo de sangre del pene— en un promedio de 40 por ciento. La combinación de regaliz y donas incrementó la excitación masculina en un promedio de 32 por ciento. El olor de las palomitas con mantequilla incrementó la excitación masculina en un promedio de 9 por ciento; la pizza con queso la incrementó un promedio de 5 por ciento; los roles de canela en un promedio de 4 por ciento; y el perfume para mujeres solamente en un promedio de 3 por ciento.
 

Algunos de los resultados no fueron tan innovadores. Las "notas de cola" y las especias pilares de los orientales tradicionales se consideraban sexy, como lo evidenció la anécdota del primer esposo de Joan Crawford quien "no podía dejar de bailar con ella" después de oler Youth Dew en su cabello; ella lo cepilló con la fragancia a propósito. Los hombres mayores están más en sintonía con la vainilla, una señal de querer regresar al capullo protector después de haber vivido al máximo. Y finalmente, ningún aroma disminuyó la excitación masculina; suponemos eso, ¡a menos de que al desafortunado sujeto se le expusiera el olor de la halitosis pura!

En 1997 el Dr. Hirsch volvió a interesarse en las mujeres (30 mujeres entre 18 y 40 años de edad), midiendo su excitación sexual al exponer olores específicos de comida, perfume y otros productos. A diferencia de los hombres, ciertos olores si disminuyeron la excitación femenina. El olor a cereza redujo la excitación femenina en un promedio de 18 por ciento y el humo del carbón de las parrilladas disminuyó la excitación femenina en un promedio de 14 por ciento.

 
La combinación de Good & Plenty de dulces-pepino incrementó la excitación femenina en un promedio de 13 por ciento, al igual que el olor del talco de bebé. La combinación de Good & Plenty de plátanos con panqué de nuez incrementó la excitación femenina en un promedio de 12 por ciento.
La combinación de tarta de calabaza-lavanda incrementó la excitación femenina en un promedio de 11 por ciento. La combinación de talco de bebé-chocolate incrementó la excitacion femenina en un promedio de 4 por ciento. Los perfumes femeninos incrementaron la excitación sexual femenina en un promedio de 1 por ciento, mientras que los fragancias masculinas disminuyeron la excitación sexual femenina en 1 por ciento.
 

De acuerdo con esto, los hombres obtendrían mejores resultados al usar fragancias femeninas si lo que buscan es excitar a las mujeres...
 
La publicación de estos resultados llegó a un mercado que fue irrevocablemente afectado por la epidemia del SIDA. Por un lado, estaba la necesidad de moverse a través de las "aguas" olfativas" castas y virginales, rompiendo con la pesada atmósfera de la década de los 80s llena de perfumes carnales, sirviendo como un ritual de limpieza, pero por otro lado a mediados de la década de los 90s este nuevo ascetismo sexual provocaba que los apetitos de los hombres y mujeres se quedaran insatisfechos al intentar abarcar demasiado. Venía una estética perturbadora y se expandió lentamente pero con firmeza a través del éxito de la fragancia de culto, Angel, que en 1992 fue una verdadera revolución, como no se había dado antes en el mercado, el primer gourmand.
Aunque Vanilia de L'Artisan Parfumeur había utilizado etil maltol, el olor a algodón de azúcar y caramelo desde los últimos años de la década de los 70s, fue la cuidadosa estructura del perfume de Mugler la que lo convirtió en un clásico moderno desde su inicio con su sobredosis de chocolate acentuada con pachulí, lo que cambió su curso. Pink Sugar es una fragancia camaleónica sin remordimientos que llegó 10 años muy tarde, pero que prueba con resultados positivos que el algodón de azúcar ya no es nada de que reírse.
 

Los resultados de los estudios de Hirsch, aunque sean regionales y totalmente americanizados por omisión, realmente capturaron la imaginación del público y lograron vincularse con el éxito comercial lento pero seguro de Angel, que creció exponencialmente. Tentativamente, las notas gourmand primero se infiltraron en pocas fragancias (después de todo la vainilla es un olor clásico en muchas fragancias populares y antiguas desde mucho antes de la década de los 90s y sirve para suavizar las mezclas; actúa como un corrector), como en Tocade (Rochas), Casmir (Chopard), Addict (Dior) etc.

El éxito de esos perfumes le abrió el paso a una nueva industria de productos para el cuidado corporal gourmet que se volvió gigantesca en la década del 2000 (algo muy interesante, ya que la vainillina es bastante inestable en los productos para el cuidado corporal y hubo avances en cuanto a los problemas técnicos en aquel entonces que no había sido posible superar anteriormente). Innumerables brillos labiales con sabores afrutados y dulces, diseñados para llamar la atención de los adolescentes (y por lo tanto moldeando los criterios de toda una generación en el proceso) nos recordaban al olor de aquellos borradores japoneses y plumas de la década de los 80s (¿los recuerdan?) con sus aromas empalagosos hechos por el hombre que eran exageradamente dulces y olían a cono de helado de fresas, vainilla viscosa y gelatina de cerezas.

Esta vez no se equivocaron sobre el lugar en el que la comida y el sexo se encuentran y se fusionan: en los labios.

También fue un sustituto agradable para la falta de alimentos o de sexo; los anoréxicos de la década del 2000 podrían haber soñado que se dejaban consentir sin calorías o sin remordimientos.

Y eso fue todo lo que creó tal apetito voraz por las fragancias gourmand entre los consumidores (a quienes se les mimó demasiado con todos los productos para el cuidado corporal, al igual que el aumento de la producción de aromas aditivos en los mismos alimentos) que el mercado pidió más perfumes dulces para seguir adelante, lo que explica el impactante tsunami de productos azucarados, con algunas fragancias exquisitas para brindarle diversidad (tales como la pastosa-crujiente Jeux de Peau de Lutens o el arroz hervido de Champaca de Ormonde Jayne) mientras que el engendro de Angel no muestra signos de morir. Como dicen, el resto es historia.
 

Autora: Elena Vosnaki es una historiadora griega y crítica de perfumes, que escribe para Fragantica. Ella es la fundadora y editora de Perfume Shrine, una de las publicaciones independientes en línea más respetadas en el mundo del perfume y que contiene reseñas de fragancias, entrevistas a figuras de la industria perfumística, ensayos sobre materias primas e historia del perfume. Ha sido ganadora de los Premios Fragrantica Blog Awards y finalista en varias ocasiones en concursos que otorgan premios a los mejores blogs. Su artículos literarios fueron reconocidos en los premios Fifi Awards para la Excelencia Editorial del 2009 y también ha contribuído con publicaciones alrededor del mundo.

                                               Traducción al español: Gabriela Cortés



Previos Columnas Next


Advertisement

gmoranch
gmoranch

Excelente artículo.
Es verdad que las últimas décadas muestran una tendencia gourmand que era totalmente impensable hace más de 30 años atrás. Para entonces los perfumes estaban hechos con componentes aldehídicos y eran extremadamente complejos. Fijaciones extraordinarias en su enorme mayoría. Sustancias que ya no se utilizan para la fabricación de los aromas.
Los gustos cambian. No sabemos cuánto durará esta corriente "golosa" y que vendrá luego. Es probable que en algún momento tanta dulzura canse y volvamos a gozar de otras variantes perfumísticas.
Muchas gracias!

Aug
04
2015
Mademoiselle
Mademoiselle

Muchas gracias por este artículo, muy interesante..!!!

Tal ves no sea el espacio para platicar esto, pero les cuento que en mi trabajo un día tuve que atender a un chico, no era feo pero tampoco era el más guapo :P ..
pero estaba usando un perfume que de sólo recordarlo siento mariposas en el estomago, olía tan dulce, cálido un poco especiado pero lo que más notaba era un aroma a MANZANA CARAMELIZADA, me lo quería comer!!! Claro que estaba trabajando y ante todo hay que guardar la compostura, jejeje... tampoco le pregunté de que perfume se trataba.. pero no olvido ese rico e impactante aroma.

Hombres, por favor utilicen fragancias Gourmand!!!

Besos

Jul
28
2015

Agrega tu Reseña

Cuando seas miembro de esta Comunidad de Perfumes en Línea, podrás agregar tus propias Reseñas de Perfumes.

Advertisement

Advertisement

Nuevas Fragancias

Bonbon Spring SummerViktor&Rolf
Bonbon Spring Summer

Sun Pop Green FusionJil Sander
Sun Pop Green Fusion

Sun Pop Coral PopJil Sander
Sun Pop Coral Pop

Sun Pop Arty Pink Jil Sander
Sun Pop Arty Pink

Sunkissed DreamsHawaiian Tropic
Sunkissed Dreams

Island ResortHawaiian Tropic
Island Resort

Summer DreamsHawaiian Tropic
Summer Dreams

Golden ParadiseHawaiian Tropic
Golden Paradise

Evening Rose D`OrAerin Lauder
Evening Rose D`Or

Tangier Vanille D`OrAerin Lauder
Tangier Vanille D`Or

1881 SignatureCerruti
1881 Signature

Pure Grace Summer SurfPhilosophy
Pure Grace Summer Surf

First Instinct for HerAbercrombie & Fitch
First Instinct for Her

Leather SensationByblos
Leather Sensation

Metal SensationByblos
Metal Sensation

Solarissimo MarettimoAzzaro
Solarissimo Marettimo

Musk MalakiChopard
Musk Malaki

Bonjour SeñoritaTous
Bonjour Señorita

Mia Me MineHalloween
Mia Me Mine

Gisada UomoGisada
Gisada Uomo

Gisada DonnaGisada
Gisada Donna

KastellorizoMaison de Parfum Berry
Kastellorizo

AdoualaMaison de Parfum Berry
Adouala

Ambre 35Maison de Parfum Berry
Ambre 35

Coeur NoirMaison de Parfum Berry
Coeur Noir

Violette RebelleMaison de Parfum Berry
Violette Rebelle

PortraitMaison de Parfum Berry
Portrait

CathédraleMaison de Parfum Berry
Cathédrale

Éblouissants RefletsMaison de Parfum Berry
Éblouissants Reflets

MystiqueMaison de Parfum Berry
Mystique

Marcas Populares de Fragancias: